Skip to content

18 sep, 2014

 

Sardina Ahumada

Por todos son conocidas, las sardinas son esos populares pececillos que solemos comer a la plancha y que por todos es sabido, tienen buenísimas propiedades. Sin embargo, con paso corto pero firme, éste pescado se está convirtiendo en el protagonista de los restaurantes más visitados y sin duda, donde están presentes, los platos se ponen de moda.

Según la revista Vogue en su edición Gourmet, “Las Sardinas son el último flechazo gourmet” y es que incluso las últimas aperturas de los locales más cool hacen referencia a éste manjar como La Sardina Loca en Ibiza o la madrileña taberna La Lata de Sardinas.

Lee todo el artículo de Vogue en el siguiente enlace: Las Sardinas, último flechazo gourmet

La sardina (sardina pilchardus) es un pescado azul que contiene ácidos grasos Omega-3 lo que significa que es muy beneficioso para ayudar a bajar los niveles de colesterol y de triglicéridos. Además, aportan un  importante contenido en vitaminas A,D y E, fósforo, magnesio, hierro, zinc y yodo.

Pero…. ¿A qué se debe ésta tendencia? Cierto es que éste pescado siempre ha estado en el mercado, pero quizá hoy en día, con las dificultades económicas en las que nos hemos visto inmersos, nuestro mente se ha agilizado más, y dónde antes veíamos un simple “pescadillo” hoy vemos todo un manjar, una fuente de vitaminas capaz de enamorar al foodie más exigente. Lo cierto es que la Sardina, está de moda.

Son infinitas las opciones para elaborarlas pero nosotros hoy, nos vamos a centrar en la Sardina Ahumada.

La Sardina Ahumada de Salazones Serrano tiene un tamaño medio-grande, está totalmente desespinada y el nivel de humo es el perfecto para que su textura sea carnosa y suave. Se presenta en dos formatos:

Tarrina redonda de 500 gramos con 12 filetes 12,65€ (IVA incluido)

Tarrina redonda de 800 gramos con 23 filetes 23,65€ (IVA incluido)

 

Sugerencias de consumo:

Maridan a la perfección con salsas cremosas de yogur, quesos, aguacate… perfectas en ensaladas y sándwiches.

 

A continuación presentamos dos recetas para elaborar la sardina ahumada:

sardina ahumada con guacamoleTARTALETAS DE SARDINA AHUMADA CON GUACAMOLE Y MEZCLUM DE LECHUGAS

Ingredientes:
– 6 Filetes de Sardina Ahumada
– 6 tartaletas de hojaldre
– Nueces y pipas
– Tomates Cherry
– Mezclum de lechuhas
– Guacamole
– Vinagre de Módena en crema
Esta receta es muy sencilla y a la vez muy sabrosa. El secreto está en la cremosidad del guacamole que puede hacerse casero o comprarse fresco. Sobre las tartaletas pondremos unas hojas de lechuga y encima el guacamole. Sobre el mismo, pondremos el filete de sardina. Si es muy grande podremos cortarlo, dependerá del tamaño de la tartaleta. En un plato servimos las diferentes tartaletas con más mezclum, tomate a trocitos, pipas y nueces. Decoramos con crema de vinagre de Módena.

 

tosta de pan de centeno con sardina ahumada

TOSTA CON QUESO CREMA Y SARDINA AHUMADA

Ingredientes:
– Sardina ahumada
– Pan de centeno
– Queso crema a las finas hierbas
– Tomate en rodajas
– Cebollino
La sencillez de esta receta consigue un bocado excelente. Colocar los ingredientes sobre el pan tostado. La mezcla del queso y la sardina con el tomate es sorprendente.

 

tartar de sardinaTARTAR DE SARDINA AHUMADA Y PEPINILLOS
Ingredientes:
– 600 gr. de Sardina Ahumada
– 60 gr. de alcaparras
– 60 gr. de pepinillos
– 1 cebolla tierna, 2 aguacates
– 16 cucharadas de aceite
– 2 cucharadas de salsa worcestershire
– 1 huevo duro
– El zumo de medio limón
– 1 cucharada de mostaza
– 1 cucharada de tabasco
– 1 cucharada de eneldo, sal y pimienta
Cortar la sardina ahumada a tacos bien pequeños y poner en un recipiente hondo. Cortar también los pepinillos, la cebolla, el huevo duro, las alcaparras y los aguacates. Poner todo en el recipiente de la sardina ahumada con los huesos del aguacate.
Esto hará que la mezcla no se oxide. A continuación preparamos el aliño, en un bol pondremos el aceite, la salsa wordestershire, el tabasco, el zumo del limón, la mostaza, sal, eneldo, pimienta y mezclamos todo bien. La añadimos al tartar, lo tapamos y lo dejamos en el frigorífico al menos una hora.
Con un aro de emplatar, rellenamos con el tartar. Podemos decorar con diferentes brotes o germinados. Servir con tostas de pan.

 

Tags: , , , , , ,

Comment Feed

No Responses (yet)



Some HTML is OK

or, reply to this post via trackback.