Skip to content

23 ene, 2015

 

blinis con salmón, anchoa y sucedaneos

¿invitados sorpresa? Que no cunda el pánico. Hoy te proponemos una cena fría con la que quedarás genial, sencilla de hacer y exquisita en sabor. Sorprende a todos:

A continuación proponemos la receta con blinis: Los blinis son pequeñas tortitas de origen bielorruso o polaco que sirven como base de muy variados alimentos. Pueden ser dulces o salados y, en este caso, hemos elegido servirlas con caviar  y ahumados.

 Ingredientes:

  • 160 gr. de harina.
  • 50 gr. de azúcar.
  • 1 sobre de levadura en polvo.
  • Una pizca de sal
  • 50 gr. de mantequilla.
  • 1 huevo.
  • 200 ml. de leche.

 

Ponemos en un bol los ingredientes secos:  la harina tamizada, la levadura, el azúcar y la sal y lo mezclamos bien.

Después añadimos la mantequilla a temperatura ambiente, el huevo y la leche y lo batimos todo hasta que quede una masa fina y sin grumos.

Tapamos nuestro bol con film trasparente y lo metemos en la nevera 1 hora para que, cuando hagamos los blinis, la masa esté bien fría.

Ponemos una plancha antiadherente a fuego medio y, cuando esté caliente, pintamos con aceite de girasol y vamos poniendo porciones de nuestra masa  para ir haciendo los blinis.

A los 2 o 3 minutos estarán listos por un lado y los voltearemos con ayuda de una espátula. Los dejamos 2 minutos más y los vamos poniendo en un plato.

Se pueden ir haciendo de 1 cucharada de masa, de 2 cucharadas o de tres, dependiendo de si vamos a usarlos para aperitivo o de plato.

Para llenar los blinis, en esta ocasión se ha utilizado salmón ahumado, sucedáneo de caviar rojo y negro, y queso crema o crema agría. Sin duda, una gran combinación de productos.

 

La receta original podéis encontrarla aquí. Tanto la fotografía como la receta es de Cocina Sin Carné

 

Comment Feed

No Responses (yet)



Some HTML is OK

or, reply to this post via trackback.